• Horario

    HORARIOX

    Lunes
    08:00h - 20:00h

    Martes
    10:00h - 20:00h

    Miércoles 
    08:00h - 20:00h

    Jueves
    08:00h - 20:00h

    Viernes
    08:00h - 14:00h

  • +34 915 042 002
  • Contacto

    Contacta con nosotros!X

    DIRECCIÓNC/ Jesús Aprendiz, 6 - portal 2 - Bajo A, 28009 Madrid


BLOG

¿Mal aliento? Descubre las causas y elimínalo

febrero 14, 2018

El 40% de la población sufre halitosis, un problema que supone un auténtico tabú para muchas personas. Pero, por suerte, el mal aliento se puede tratar, y para ello lo primero es identificar las causas.

El aire que exhalamos varía de una persona a otra. De hecho, cada uno de nosotros tiene en su aliento su propia “huella química”, distinta a la de cualquier otro individuo, un indicador que puede verse alterado por diversas enfermedades y afecciones.

Sin embargo, aunque las causas pueden ser múltiples, el 90% de los casos de halitosis tienen su origen en la cavidad bucal.

Pero ¿cuáles son sus causas del mal aliento? ¿Qué soluciones hay para el problema de la halitosis?

¿Qué es el mal aliento?

La Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) define el mal aliento o halitosis como “el conjunto de olores desagradables u ofensivos que emanan de la cavidad bucal independientemente de cuál sea su origen”.

Es muy frecuente que, debido a la halitosis, la persona acabe por desarrollar problemas de autoestima e inseguridades a la hora de enfrentarse a determinadas situaciones que implican el contacto o la comunicación con otras personas.

Y es que, aunque nadie está a salvo de sufrir mal aliento en algún momento de sus vidas, las personas que lo padecen de forma persistente pueden ver afectadas las relaciones con su círculo social y familiar, su pareja, etc.

Se trata, sin embargo, de un problema complejo, en el que intervienen factores subjetivos como la propia percepción de la persona, que puede ajustarse en mayor o menor medida a un problema real.

Para combatir mal aliento, lo primero es identificar su procedencia.

Tipos de halitosis: ¿cuál es el origen del mal aliento?

El fenómeno del mal aliento puede dividirse en tres tipos, según su origen.

1. Halitosis genuina

Se produce cuando verdaderamente hay un problema de mal aliento que puede ser percibido por los demás. El origen del mal olor puede producirse tras despertar después de dormir durante la noche, debido a malos hábitos, etc. (halitosis fisiológica); puede estar relacionada con problemas como la gingivitis o la periodontitis (halitosis patológica oral); o puede ser un síntoma de problemas de salud o enfermedades ajenas a la cavidad bucal (halitosis patológica extraoral).

Cuando la causa es extraoral, el mal aliento puede ser un síntoma de estrés o ansiedad, de una dieta inadecuada o con exceso de proteínas, problemas digestivos, cuadros de sinusitis o rinitis, o enfermedades sistémicas (pulmonares, renales, hepáticas, diabetes mellitus…), y así, hasta un total de más de 80 posibles causas diferentes.

Pero como hemos visto, en 9 de cada 10 casos el mal aliento procede de la boca. Además, está demostrado que el 60% de los casos de halitosis genuina, el origen se encuentra en enfermedades de las encías.

2. Pseudoalitosis

Nadie está a salvo de sufrir mal aliento de forma puntual, a primera hora de la mañana, tras ingerir determinados alimentos, tras hablar durante un tiempo prolongado o lógicamente en personas que consumen alcohol y tabaco. Esto puede llevar a algunas personas a pensar erróneamente que padecen de halitosis.

Cuando el paciente piensa que sufre un problema de mal aliento que no se corresponde con la realidad, hablamos de pseudoalitosis.

3. Halitofobia

Cuando una persona es tratada de halitosis genunina y/o de pseudoalitosis, y sigue pensando de forma equivocada que padece mal aliento, es probable que estemos ante un caso de halitofobia.

Tanto la pseudohalitosis como la alitofobia tienen un componente psicológico que debe ser tratado por un especialista en ese campo.

Cuando se trata, sin embargo, de un problema real, y una vez descartados otros problemas de salud ajenos a la cavidad bucal, estamos ante una halitosis patológica oral, que es el tipo de mal aliento que nos interesa aquí.

En ese caso, el odontólogo es el profesional que debe ocuparse de erradicar el mal aliento.

Causas del mal aliento de procedencia oral

¿Por qué se produce la halitosis patológica oral? Cuando su origen se encuentra en la cavidad bucal, el mal olor se suele producir por la actividad de determinados microorganismos.

Algunas bacterias producen compuestos sulfurados volátiles (CSV) que se propagan cuando expulsamos aire al hablar, al respirar o al exhalar, y que son detectados por el olfato humano provocando una sensación desagradable.

Bacterias causantes del mal aliento

Pero ¿cuándo se produce un incremento o un exceso de bacterias en la cavidad bucal?

  • Higiene bucal deficiente: la acumulación de restos de alimentos es una de las causas más comunes.
  • Uso de prótesis y ortodoncias: la higiene también puede ser un problema cuando se trata del uso de aparatos de ortodoncia o prótesis, debido a la dificultad para eliminar los restos acumulados de comida o a una higienización incompleta o poco frecuente.
  • Caries: relacionada con la desmineralización que provocan los ácidos producidos por la placa bacteriana, es una de las causas habituales de halitosis.
  • Abscesos dentales: cuando una caries evoluciona hasta alcanzar la pulpa del diente comunmente se produce una infección que crea una bolsa de pus, y que puede provocar mal aliento.
  • Xerostomía o “boca seca”: la saliva ayuda a limpiar la boca y eliminar bacterias nocivas. Pero a veces la salivación es insuficiente, debido a enfermedades de las glándulas salivares, a los efectos secundarios de algunos medicamentos como los antidepresivos, o al hecho de respirar por la boca.
  • Enfermedades de las encías: la gingivitis y la periodontitis son las causas más frecuentes de halitosis de origen bucal. El deterioro de las encías está directamente relacionado con los niveles de sulfatos volátiles presentes en el aliento.

Obviamente, a estas causas habría que sumar el consumo de alcohol, y muy especialmente de tabaco, que también es uno de los factores que pueden provocar la enfermedad de las encías.

Cómo eliminar el mal aliento

La clave para eliminar la halitosis patológica oral es tratar el problema que la ha causado, dado que excepto cuando son malos hábitos los que desencadenan el mal aliento, es bastante difícil de prevenir.

Desde un punto de vista odontológico, y dejando a un lado problemas que no están directamente relacionados con la cavidad bucal, los siguientes consejos pueden ayudarte a combatir el mal aliento.

1. Cuida la higiene de tu dentadura

Cepíllate los dientes 3 veces al día como mínimo, y sigue los consejos para llevar a cabo un buen trabajo de cepillado.

También es recomendable que uses hilo dental y algún colutorio o enjuague bucal.

Mal aliento - Una correcta higiene bucal es fundamental para evitarlo.

2. Limpia tu lengua para eliminar bacterias y restos de comida

La lengua también acumula suciedad y en ella proliferan bacterias que pueden ser las causantes del mal aliento. Especialmente en la zona dorsal.

Cepillar la lengua puede ser una buena forma de eliminar las bacterias, aunque la forma más efectiva de higienizar la zona es empleando un limpiador lingual una vez al día (preferiblemente por la mañana).

3. No olvides de limpieza si usas prótesis u ortodoncias

Aunque lleves algún tipo de ortodoncia o prótesis, fijas o removibles, no debes descuidar la higiene y seguir los consejos de tu dentista u ortodoncista para mantener tu boca limpia de bacterias.

4. Ve al dentista al mínimo indicio de caries

Si dejas pasar el tiempo, un problema de caries que podría solucionarse en un momento puede derivar en una infección que, en algunos casos, puede llegar a ser grave.

Además de el mal aliento que provocan los abscesos, representan un problema de salud bucodental. ¡Soluciona tus problemas de caries a tiempo!

5. Revisa la salud de tus encías

Si sospechas que puedes tener un problema de halitosis, podrías padecer gingivitis o periodontitis, y es de vital importancia que recibas un diagnóstico temprano para iniciar cuanto antes un tratamiento adecuado.

Además del mal aliento, las enfermedades de las encías pueden tener consecuencias graves para la salud de tu boca y tus dientes.

Mal aliento - Ponte en manos de un odontólogo especializado.

Si te preocupa tu aliento, en la Clínica del Dr. Luciano Badanelli te ofrecemos una completa revisión para determinar si padeces un caso de halitosis patológica oral, y si es así, cuál es el mejor tratamiento para solucionar de una vez por todas tu problema.

Atacamos la raíz del problema ayudándote a recuperar un aliento fresco y agradable.

Pide cita ahora y solicita tu revisión.

Share Button

Sin comentarios a "¿Mal aliento? Descubre las causas y elimínalo"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Clínica Dental Luciano Badanelli 2014
Designed by Molar&Molar