• Horario

    HORARIOX

    Lunes
    08:00h - 20:00h

    Martes
    10:00h - 20:00h

    Miércoles 
    08:00h - 20:00h

    Jueves
    08:00h - 20:00h

    Viernes
    08:00h - 14:00h

  • +34 915 042 002
  • Contacto

    Contacta con nosotros!X

    DIRECCIÓNC/ Jesús Aprendiz, 6 - portal 2 - Bajo A, 28009 Madrid


BLOG

Placa bacteriana. Qué es y cómo combatirla.

enero 16, 2018

¿Sabías que tu boca está habitada por cientos de microorganismos y que si no te ocupas de ellos pueden suponer un verdadero problema para tu salud dental? Esta colonia de bacterias es lo que se denomina placa bacteriana. De hecho, muchos de estos microorganismos se instalaron en tu cavidad bucal desde el momento mismo en el que llegaste al mundo.

Si no logras mantenerla a raya, la placa bacteriana se convertirá en una amenaza para tu boca siendo el origen de caries y enfermedades periodontales, además de dar un aspecto sucio y descuidado a tus dientes. Prevenir la placa bacteriana y acabar con ella está en tus manos. ¡Descubre cómo!

¿Qué es la placa bacteriana?

La cavidad bucal está colonizada de forma constante por microorganismos bacterianos imperceptibles a la vista y que forman parte de la flora del tubo digestivo. Estas bacterias, unidas entre sí, conforman una masa bacteriana que se adhiere a los dientes, las encías y la lengua. Esto es lo que se conoce como placa bacteriana.

Para reducir la placa bacteriana es imprescindible una correcta higiene bucal diaria. De no ser así, transcurridas varias horas la placa se multiplica, se engrosa y se acumula en dientes y encías.

Si no se actúa, la placa bacteriana se calcifica, se endurece y transforma en el temido sarro.

Placa bacteriana - Sarro dental

Este sarro, también conocido como cálculo dental, pone en riesgo a tu dentadura que puede verse afectada por problemas como caries, inflamación, gingivitis y otras enfermedades periodontales.

Asimismo, con la acumulación de sarro los dientes adquieren un tono amarillento y marrón, sobre todo en la zona más cercana a la encía. Todo esto es el resultado de la placa bacteriana depositada, que no ha sido retirada a tiempo de la boca.

En cuanto se inicia la formación de sarro, suele ser muy complicado retirarlo simplemente con la limpieza dental que podemos hacer en casa, y tendremos que recurrir a un especialista. Él llevara a cabo una higiene bucal profesional que lo eliminará de forma efectiva.

Tipos de bacterias y problemas que pueden causar en tu boca

La placa bacteriana está compuesta por cientos de microorganismos de diferentes especies. Según predominen unas bacterias u otras, las consecuencias que la placa bacteriana tiene sobre los dientes y las encías cambian. De esta manera, podemos distinguir entre varios tipos de placas de acuerdo a las bacterias dominantes:

  • Placa cariogénica: Formada por bacterias causantes de la caries dental. Este tipo de bacterias metabolizan con los azúcares que consumimos y originan ácidos que se liberan sobre los dientes. Este ácido, denominado láctico, es peligroso para la dentadura al dañar el esmalte y formar las odiosas caries.
  • Placa periodontopatogénica: Se denomina así cuando las bacterias dominantes producen enfermedades periodontales como la gingivitis. Estas bacterias al metabolizar con los azúcares originan sustancias básicas o primarias que atacan al periodonto. Éste se inflama y se destruye.

Placa bacteriana - Tipo de bacterias y problemas derivados

Por otro lado, la placa bacteriana también se puede clasificar según el lugar donde se acumule. Tanto esta clasificación como la anterior no son para nada excluyentes. Así pues, podemos hablar de:

  • Placa supragingival: Se acumula encima de las encías, en las piezas dentales, y por lo general son bacterias de tipo cariogénico y periodontal.
  • Placa subgingival: Se localiza por debajo de las encías, principalmente en el surco gingival y en la bolsa periodontal. Las bacterias que conforman este tipo de placa suelen ser periodontopatogénicas. Para que se origine la placa subgingival primero debe existir una acumulación de sarro supragingival. Por ello, este tipo de placa es más complicada de eliminar.

Consejos para prevenir y eliminar la placa bacteriana

La prevención es la clave para evitar que la placa bacteriana se convierta en una pesadilla para tu salud bucodental. Aunque es inevitable permanecer ajenos a las bacterias que dan vida a la placa bacteriana, sí puedes poner en marcha ciertos hábitos para reducirlas de una forma muy fácil.

El mejor consejo que podemos darte para prevenir y eliminar la placa bacteriana es que te tomes tu higiene bucal muy en serio. Las bacterias que conforman la placa bacteriana se nutren de los residuos que quedan en la boca después de consumir cualquier bebida o alimento.

En este sentido, la limpieza de los dientes tras cada comida así como la técnica que emplees para ello resultan vitales. Respecto a la frecuencia, nuestra recomendación es que higienices tus dientes al menos tres veces al día.

Placa bacteriana - Higiene bucal para combatirla

En relación a la técnica debes saber que con un simple cepillado no basta para retirar todas las bacterias de tu boca. Necesitarás llevar a cabo una limpieza oral a fondo usando complementos de higiene bucal como el hilo dental, el enjuague o el raspador lingual.

Comienza con un correcto cepillado de tus dientes. Recuerda que se aconseja cambiar el cepillo cada tres meses. Recorre todas y cada una de las piezas que conforman tu dentadura.

Tras el cepillado, utiliza el hilo dental. Con él llegarás a eliminar la placa bacteriana acumulada tanto en el borde de las encías y como en los espacios interdentales estrechos. Un complemento para los espacios interdentales más anchos son los cepillos interproximales.

Tampoco te olvides de tu lengua, una de las zonas que más bacterias suele acumular. Ayúdate de un raspador lingual. Igualmente, te aconsejamos que incorpores el enjuague bucal dos veces al día o tras cada cepillado.

Tan importante como la frecuencia y la técnica que utilices para limpiar tus boca, es la dieta que consumes. Apuesta por una alimentación saludable e intenta evitar los alimentos ricos en azúcares y almidones, con especial hincapié en aquellos que sean pegajosos.

Con éstas prácticas evitarás la acumulación de placa bacteriana en tu boca y te mantendrás a salvo de sus consecuencias.

Visita a tu dentista para una higiene bucal profesional

Debes tener en cuenta que si la falta de limpieza en tu boca ha derivado en la formación de sarro, solo podrás eliminarlo acudiendo a tu especialista. Comenta con él cualquier duda que tengas.

Nuestro último consejo para prevenir la placa bacteriana es que programes una visita a tu dentista al menos una vez al año para llevar a cabo una higiene bucodental profesional.

Placa bacteriana - Pete en manos de los mejores higienistas dentales

En la clínica dental Luciano Badanelli contamos con grandes especialistas en higiene bucal. Los higienistas dentales profesionales son los encargados de llevar a cabo una revisión a fondo de tu boca con el objetivo de eliminar cualquier amenaza y garantizarte una salud oral óptima.

Disfrutar de unos dientes sanos y limpios está en tu mano. Pide cita ahora.

Share Button

Sin comentarios a "Placa bacteriana. Qué es y cómo combatirla."

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Clínica Dental Luciano Badanelli 2014
Designed by Molar&Molar