Descubre los mejores consejos para tener unas encías sanas | Clínica Dental Luciano Badanelli

Descubre los mejores consejos para tener unas encías sanas

Unas encías sanas son garantía de una sonrisa bonita, así que si quieres presumir de una boca saludable y atractiva es necesario que prestes un cuidado especial a la estructura gingival. El estado de la encía condiciona la imagen que proyectan tus dientes.

¿Quieres saber por qué tus encías son clave para lograr una sonrisa sana y bella? La boca es uno de los iconos estéticos más importantes a la hora de establecer relaciones sociales y personales. Causar buena impresión depende de que tu sonrisa gane adeptos, aprende a sacarle el mejor partido y presume de una boca saludable. ¡Mira cómo conseguirlo!

Consejos para tener unas encías sanas

Existe una relación directa entre tu salud bucodental y el estado en el que se encuentren tus dientes y encías. La estructura gingival da soporte a la raíz de las piezas dentales y les aporta protección, por este motivo es necesario mantener un cuidado oral adecuado.

Para ayudarte a mantener un óptimo estado de salud bucodental y unas encías sanas, te facilitamos varios consejos prácticos y efectivos. Una sonrisa natural es tu mejor carta de presentación. ¡Cuídala!

Higiene dental. Cómo cuidar tus dientes y encías

Mantener una higiene oral adecuada es clave para el cuidado de tu salud bucodental. Lo ideal es que tras las comidas te cepilles dientes y encías con una pasta dentífrica adaptada a tus necesidades. Además, el uso de seda dental, cepillos interdentales y colutorio favorecerán el buen estado de tu boca. Consulta con tu dentista para recomendaciones personalizadas.

Higiene bucal. Métodos y artículos de limpieza oral

Unas encías sanas requieren de unas pautas de higiene bucal correctas. Para realizar una limpieza dental adecuada es importante saber cómo cepillarse los dientes. También es imprescindible elegir un cepillo, ya sea manual o eléctrico, con una dureza óptima. Además, con el uso de hilo dental o cepillos interproximales conseguirás un mejor resultado. También puedes recurrir al uso de o colutorios, preferentemente bajo recomendación de tu dentista.

Higiene bucal. Métodos y artículos de limpieza oral.

Cepillos de dientes. Renovación y efectividad

La eficiencia de un cepillo de dientes guarda una estrecha relación con su tiempo de uso. De este modo, es recomendable que tras tres o cuatro meses hagas un cambio y renueves tu cepillo dental. Para mantener una higiene oral correcta es primordial que el cepillo pueda realizar una limpieza y control de la placa bacteriana con efectividad, si prolongas su uso tendrás el efecto contrario.

Regularidad de las revisiones odontológicas

Las revisiones con tu dentista deben ser periódicas si quieres mantener tus encías sanas y una dentadura en buen estado. Si has sufrido problemas de gingivitis o periodontitis es necesario que establezcas un calendario de control exhaustivo y visites a tu periodoncista cada seis meses. Los controles odontológicos regulares son necesarios para todos. Como mínimo, debes visitar a tu dentista una vez al año para valorar tu salud oral y prevenir problemas de salud bucodental.

Extremar las precauciones ante factores de riesgo

Ciertos factores personales, hábitos poco saludables o elementos ambientales pueden generar problemas en tus encías. Situaciones de estrés, alteraciones hormonales, momentos de déficit inmunitario o incluso antecedentes familiares son las principales casuísticas de riesgo ante los problemas gingivales.

Además, las enfermedades periodontales influyen en la salud general del paciente. Por este motivo, suponen un riesgo mayor para personas que sufren patologías cardiacas, inmunodepresoras, diabetes, degeneración ósea o trasplantes. Si es tu caso, agenda como mínimo dos visitas anuales con tu especialista.

Actuar ante los primeros síntomas de enfermedades de las encías

Ante las primeras evidencias de problemas, debes acudir a tu odontólogo de confianza. Si notas tu encía enrojecida, inflamada, sensible o presentas halitosis, dolor o sangrado gingival, no esperes y agiliza tu revisión periodontal.

Si actúas a tiempo, frenarás la evolución del problema y mantendrás bajo control la enfermedad periodontal. A veces, los síntomas son discretos y nos percatamos del problema tarde, cuando las piezas dentales se mueven, la encía comienza a retraerse o los dientes a separarse. Por todo ello, es necesario que realices revisiones dentales periódicas.

Mantener una dieta equilibrada

El tipo de alimentación que mantienes repercute directamente sobre tu salud periodontal. Una dieta completa y saludable aporta cuidado natural al tejido gingival. Te recomendamos ingerir alimentos ricos en vitamina C, ácidos grasos omega 3, calcio y hierro; nutrientes todos ellos esenciales para mantener en buen estado los dientes y la estructura ósea de tus encías. Si cuidas tu alimentación, presumirás de sonrisa.

Complicaciones que pueden aparecer si no sigues estos consejos

Complicaciones que pueden aparecer si no sigues estos consejos

Como has podido comprobar, los consejos que te hemos facilitado son prácticos y sencillos de ejecutar. Si los cumples, vas a poder controlar los problemas que afectan a tus encías y mantener a raya las enfermedades periodontales.

El incumplimiento de las pautas indicadas puede acarrear molestias orales como la irritación, inflamación o sangrado de las encías. Pero esos problemas, como ya te explicamos, pueden derivar en otros más graves como la pérdida de estructura ósea en los maxilares, la retracción de encías o la pérdida de dientes.

Las complicaciones más frecuentes que pueden afectar a tus encías son la gingivitis, primer estadio de la enfermedad periodontal y la periodontitis, también conocida como piorrea y de mayor gravedad. Ambas patologías están producidas por el acúmulo de placa bacteriana sobre las encías y los dientes. Las consecuencias pueden pasar de un sangrado moderado de encías a la pérdida de piezas dentales y el deterioro de tu salud oral.

Sigue las recomendaciones que te hemos dado, mantén una correcta higiene dental y visita regularmente a tu especialista en periodoncia, así salvaguardas tus encías sanas y previenes la aparición de problemas bucodentales durante más tiempo.

Al primer síntoma, acude a tu dentista de confianza

No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy o más vale prevenir que curar son dos refranes muy oportunos para definir cómo debes actuar ante el primer síntoma de dolencia periodontal. Tu prioridad es actuar a tiempo en el cuidado de tus encías si quieres conservar una sonrisa sana y bonita. Un experto en periodoncia es el mejor profesional para cuidar tu estado bucodental y quien puede recomendarte un tratamiento adaptado a tus necesidades.

Si necesitas asesoramiento personalizado, en Clínica Dental Luciano Badanelli valoramos tu caso y te aconsejamos. Podemos ayudarte a conseguir unas encías sanas, solo tienes que contactar con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.

Solicita tu cita con nosotros