• Horario

    HORARIOX

    Lunes
    08:00h - 20:00h

    Martes
    10:00h - 20:00h

    Miércoles 
    08:00h - 20:00h

    Jueves
    08:00h - 20:00h

    Viernes
    08:00h - 14:00h

  • +34 915 042 002
  • Contacto

    Contacta con nosotros!X

    DIRECCIÓNC/ Jesús Aprendiz, 6 - portal 2 - Bajo A, 28009 Madrid


BLOG

Blancorexia, la obsesión por los dientes blancos y sus consecuencias

febrero 28, 2018

A todos nos gusta lucir una bonita sonrisa, y que nuestros dientes presenten una tonalidad clara que transmita un aspecto sano y estético. Pero cuando el deseo de tener unos dientes más blancos llega a poner en peligro la propia salud bucodental del paciente, se trata de una obsesión. Hablamos de la blancorexia, una adicción que entraña importantes riesgos.

Los dientes sanos no son absolutamente blancos, aunque con una higiene y unos cuidados adecuados, o con ayuda de un tratamiento de blanqueamiento dental a cargo de un odontólogo profesional, se puede conseguir mejorar el color de los dientes haciéndolos más blancos.

Cada vez más personas están poniendo en riesgo sus piezas dentales debido a una nueva y peligrosa moda que consiste en perseguir unos dientes más y más blancos, sin un control experto y sin importar las consecuencias. Hablamos de la blancorexia. ¿Cuáles son los riesgos que entraña este nuevo fenómeno?

¿Qué es la blancorexia?

Se trata de la obsesión por conseguir unos dientes más blancos, y que puede suponer para la persona exponer su dentadura a tratamientos agresivos.

Las personas que padecen blancorexia poseen una percepción errónea de la coloración real de su dentadura, presentan expectativas poco realistas sobre la tonalidad que pueden alcanzar con los tratamientos de blanqueamiento dental, y no quedan satisfechas con los resultados de los tratamientos.

Uno de los signos de alarma que pueden indicar que una persona presenta este problema es la solicitud reiterada de tratamientos de blanqueamiento dental, o la aplicación de férulas y productos blanqueadores sin control odontológico.

Blancorexia - Causas de la blancorexia.

¿Cuáles son las causas de la blancorexia?

Los motivos psicológicos por los que una persona puede padecer una obsesión desmesurada por la blancura de los dientes debe ser determinada por los especialistas.

Sin embargo, hay otras causas fáciles de identificar, y que están contribuyendo a la propagación del fenómeno:

  • – El bombardeo publicitario con productos-milagro para el blanqueamiento dental que se comercializan y se consumen sin supervisión de los profesionales.
  • – El deseo de imitar a las celebrities que lucen unos dientes a menudo exageradamente blancos.
  • – La falta de información sobre los peligros de aplicar productos para el blanqueamiento dental sin supervisión profesional.

¿Qué peligros entraña la blancorexia?

La mayor parte de los productos blanqueadores contienen sustancias como el peróxido de hidrógeno, o el peróxido de carbamida, y normalmente se aplican mediante férulas.

Usar estas sustancias sin el control de un especialista puede tener una larga lista de efectos indeseados sobre los dientes, especialmente si se aplican de forma reiterada y excesiva, como en el caso de las personas aquejadas de blancorexia.

Algunos de sus efectos pueden ser:

  • – Hipersensibilidad dental.
  • – Irritación de las encías.
  • – Gingivitis.
  • – Alteraciones en la percepción del sabor.
  • – Pérdida o desmineralización del esmalte dental.
  • – Necrosis pulpar.
  • – Pérdida del diente.

En definitiva, una larga lista de problemas bucodentales que los blancoréxicos pueden acabar sufriendo.

¿Qué aspectos influyen en el color blanco de los dientes?

El blanco absoluto no es natural cuando hablamos de los dientes. En el momento en que nuestras piezas dentales gozan de una mayor blancura es durante la niñez, debido a que los dientes de leche tienen una menor cantidad de dentina, que es de color amarillo. Y ni siquiera cuando somos niños son completamente blancos.

Blancorexia - Qué aspectos influyen en el color blanco de los dientes

El color real de los dientes no es el blanco, sino que presenta una tonalidad marfil, y tiene un ineludible componente genético. Sin embargo, los hábitos de vida también acaban influyendo en los dientes: medicinas, alimentos que tiñen los dientes, consumo de sustancias como el tabaco o el café, higiene bucal, etc.

Aunque los dientes no son, como hemos visto, exactamente blancos, con un tratamiento de blanqueamiento dental, pueden adquirir una tonalidad más clara y limpia, en consonancia con el color de la tez y otros factores estéticos que los blancoréxicos suelen pasar por alto.

En algunos casos, en lugar de aplicar productos de blanqueamiento dental, a veces optar por el uso de carillas estéticas puede ser una mejor opción.

Consejos para evitar la blancorexia

Siempre y cuando no actúe alguna causa psicológica oculta en el deseo de tener unos dientes más blancos (en cuyo caso habría que consultar a un profesional de la rama de las ciencias de la salud que se ocupan de estos problemas), hay algunas recomendaciones que puedes seguir para no ser objeto de las obsesiones o las conductas de riesgo para la salud de la boca que desarrollan quienes padecen blancorexia.

  1. Hazte una perspectiva realista: los dientes extremadamente blancos que ves en actores, modelos publicitarios o influencers, probablemente no se corresponda con el estado ideal de la dentadura, ni te favorecerá necesariamente.
  2. Respeta los lapsos de tiempo entre tratamientos: el carácter agresivo de las sustancias blanqueadoras impide, por lo general, su aplicación reiterada en breves períodos de tiempo.
  3. Desconfía de los productos-milagro: algunas de las soluciones disponibles en todo tipo de establecimientos puede que no sean seguros.
  4. No recurras a soluciones caseras: pueden ser peligrosas o contraproducentes. La solución blanqueadora para los dientes más famosa es el bicarbonato sódico. Sin embargo, se trata de un producto abrasivo que puede dañar el esmalte y la encía.
  5. Ponte en manos de un odontólogo experto en estética dental: los tratamientos de blanqueamiento dental pueden ser efectivos y seguros, siempre y cuando sean supervisados por un experto. En primer lugar, el odontólogo debe asegurarse de que no tienes problemas de caries, periodontitis u otras complicaciones que pudieran empeorar con el blanqueamiento.

Consejos para evitar la blancorexia

En la Clínica del Dr. Luciano Badanelli ofrecemos tratamientos de blanqueamiento dental con todas las garantías de eficacia y de seguridad para que luzcas una sonrisa blanca y brillante sin poner en riesgo la salud de tus dientes.

Algunos de nuestros tratamientos puedes hacerlos cómodamente desde casa, con unas férulas que te proporcionamos.

Pide cita online si tienes dudas e intentaremos solucionarlas

Share Button

Sin comentarios a "Blancorexia, la obsesión por los dientes blancos y sus consecuencias"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Clínica Dental Luciano Badanelli 2014
Designed by Molar&Molar